El Rincón de Los Vencidos

Nuestro Rincón, Nuestra Historia

Cómprala desde aquí

Éste es el título de mi primera novela. Como dijo Luis Landero: “Toda novela es la sombra de otra, perfecta y arquetípica, que el escritor ha vislumbrado en sus ensueños”.

Es una novela ambientada en una universidad, donde dos amantes sufren las desventuras del amor. La universidad es más que estudiar, y ellos aprenderán esa lección. Más información aquí.



Un Sueño Cumplido. Desde El Rincón a Ti.

Ese fue mi primer libro, que salió a la venta en diciembre de 2009. Si quieres adquirir un ejemplar, pincha aquí. Gracias

5 de octubre de 2009

Indiferencia

Ella era mi prima, sin embargo ese detalle no fue un impedimento. Había conseguido enamorarme con sus curvas, y su indiferencia hacia mí…

Nos veíamos poco, y cada vez que lo hacíamos más me gustaba. Es todo muy difícil de explicar. Ella es algo menor que yo, un par de años, y es perfecta para mí… si no fuéramos familia… si tuviera el valor para decirle lo que siento sin temor a lo que piensen de mí mis padres o los suyos. Si pudiera mirarla y ver más allá de su indiferencia, me arriesgaría por ella, pero así no soy capaz.

Tampoco recuerdo con seguridad cuando comenzó a gustarme y empecé a desearla. Quizás sería a los 15 o16 años, yo no tenía mucho trato con ella, pero apareció en el funeral de mi abuelo –tío abuelo suyo– y entonces vi su cuerpo, aún era una niña, pero se estaba empezando a desarrollar y me dejó helado. Tan sólo nos rozamos con dos besos, pero dejó su olor en mi piel y unas ansias locas de probar su cuerpo.

Días después le pregunté a mi madre por ella, por su padre… y me estuvo contando muchas cosas, incluso prometió que un día iríamos a verla. Pero ese día se demoró casi un año, por suerte para entonces mi prima había seguido desarrollándose y estaba aún mejor de lo que la recordaba. Aquel día también pasamos algún tiempo juntos, en la misma habitación, pero por más que intentaba robarle miradas, o sonrisas, no pude conseguir nada de ella, ni siquiera una sonrisa. Tan sólo, como la primera vez, dos besos y llevarme el deseo de gozar de sus labios más allá de la cortesía.

Meses más tarde después de aquel encuentro falleció la abuela de ella, esta vez, tía abuela mía. Y como ellos hicieron cuando murió el mío, mi familia y, por supuesto, yo fuimos a darle el pésame. Sé que no debería haberme fijado en ella en aquel momento, igual que tampoco debí haberlo hecho la primera vez que la vi. Pero no pude evitarlo, su piel morena, y sus curvas se adueñaron de mi mente, me impedían pensar en otra cosa que no fuese ella, y ella pensaba en cualquier cosa menos en mí.

Siguió pasando el tiempo, y por fin volví a verla, no había podido quitármela de la cabeza ni un solo segundo, esta vez nos encontramos por la calle por azar, o eso era lo que yo quería que pensara ella, porque yo sabía muy bien lo que hacía y porqué estaba allí, igual que sabía que de su mirada sólo recibiría indiferencia, como si no existiera, pero también sabía que debía luchar por robarle los dos besos y acariciar su cintura suavemente… ¿Y cuál fue mi sorpresa? Esta vez no fui yo quien tuvo que mendigar los dulces besos, ella se abalanzó a mi cuello, a mi cuerpo, y me rodeó la cintura, para no darme los dos besos, ni siquiera uno en la boca, sino un beso en el cuello que dejó una marca indeleble durante un par de días. Tras aquello unas palabras de que al día siguiente estaría sola en casa…

Y eso fue lo que hice al día siguiente, ir a su casa, recibir más de dos besos, calmar por fin mi ansía de probar su sabor, de beber la miel de sus labios, apagar mi deseo de perderme en las curvas de su cuerpo, de acabar la batalla del amor exhaustos mientras disfrutaba de su cuerpo al otro lado de la cama… pero sobre todo saber que su indiferencia era sólo una apariencia que desde aquel momento deberíamos guardar los dos para siempre.

5 Prometieron:

Josemy dijo...

Con esta entrada recupero varias cosas:

1) La promesa que os hice de publicar algún relato y no nanorelatos...
2) La otra promesa de habar sobre el deseo carnal con las primas, o como dijo Freud, "si sueñas que tu prima te regala globos estás pensando en sus tetas"
3) Especialmente para Passion, hay que saber captar la inspiración cuando llega.

Besos, abrazos y saludos.
Gracias por leer.

Passion dijo...

Joseeeeee...
qué bonita entrada!
Me dejaste muda con "esa" indiferencia jajaja
Gracias por la dedicación
Nunca dejes de ser tan caballero y bondadoso
Tenes un corazón enorme y eso se valora mucho :)

La historia tiene un poco de morbo, pero capta la esencia del amor "jugado"(declarado) ante cualquier adversidad
nada logra oponerse a el
El todo lo supera, tan siquiera por esos momentos en que uno/a hace realidad sus sueños :)

Preciosa entrada!!!!

Y gracias amigo, sos muy dulce :)

Besos y abrazos♥

Josemy dijo...

Pass, por algo fui La Dulce Pena... ;)

Te contesto bien cuando tenga tiempo... :P

Passion dijo...

ahhhhhhhhh
no eh?
a MI no me deja con la intriga eh?
VENGA PARA ACA SE-ÑO-RI-TO!

SEÑORITO?

señorito?

ufa


esta entrando a clases

ok
volvere y sere millones!!!!!!
digo...
volvere y deliberaremos este post matutino en mi país :)

jajajjaa!!

Josemy dijo...

Pass, hoy tengo algo más de tiempo para responderte despacio como te mereces... :)

Me alegro que te guste, ;) y gracias por los piropos, si tú me lo pides así no dejaré de serlo... ♥♥

Es en estos relatos eróticos-amorosos dónde me siento a gusto cuando escribo, por eso son todos muy parecidos.. jeje. GRACIAS

Buenos días, jeje.
Besos


No tengas en cuenta mis lágrimas, pues hánse brindado para evitarles a tus ojos derramarlas ya que ahora ellos deben permanecer hermosamente abiertos por lo mucho que han de mirar y de ver.


M. Lasala