El Rincón de Los Vencidos

Nuestro Rincón, Nuestra Historia

Cómprala desde aquí

Éste es el título de mi primera novela. Como dijo Luis Landero: “Toda novela es la sombra de otra, perfecta y arquetípica, que el escritor ha vislumbrado en sus ensueños”.

Es una novela ambientada en una universidad, donde dos amantes sufren las desventuras del amor. La universidad es más que estudiar, y ellos aprenderán esa lección. Más información aquí.



Un Sueño Cumplido. Desde El Rincón a Ti.

Ese fue mi primer libro, que salió a la venta en diciembre de 2009. Si quieres adquirir un ejemplar, pincha aquí. Gracias

13 de febrero de 2010

Ángeles en Mi Camino

Ellos dicen que esta noche es fría,
Dicen que el hielo les cala los huesos.
Mas, a mi no me molesta el frío ni el hielo,
Lo que hace tiritar mi alma es el sabor de una despedida
Que aún está por llegar.

Una despedida que, si Dios quiere, será un hasta luego.
Tal vez largo, tal vez corto, pero a pesar de saber del reencuentro
Ya empieza a doler dentro de mí, en el fondo del alma ya quebrada.


En nuestro caminar muchas personas se cruzan,
Algunas por segundos o instantes, y pasan desapercibidas.
Otras, las menos, comparten retazos de vida a tu lado.

Empiezas a necesitarlas, y no alcanzas la razón.
Esas personas se convierten en importantes para ti.
Están a tu lado para ayudarte, hacen resurgir tus sueños,
Tienden su mano, y secarían tus lágrimas para verte sonreír.

Lo dan todo, y un poco más, por ti sin pedir nada.
Y sientes impotencia, apenas puedes hacer algo por ellas,
Ni siquiera calmar el dolor de unas lágrimas.
Nada…


Te das cuenta de que las necesitarías siempre,
Pero en este mundo eso es tan difícil.
Todo es efímero, menos la distancia entre dos ánimas.
Nada es eterno, menos su recuerdo en tu alma.

Piensas mucho en lo que hace por ti,
En todo lo que le debes a ella,
Y en lo poco que le das
Por desgracia.

Entonces,
Piensas: Un recuerdo
Y un agradecimiento en verso
Sellará la entrega infinita de mi amistad.


Y es que, a veces, el azar coloca ángeles en tu vida, y tienes que saber reconocerlos y cuidarlos porque están disfrazados de personas y podrían perderse en tu camino y no acompañarte con su apoyo hasta la meta de tus sueños.

9 Prometieron:

Josemy dijo...

Amigos, vuelvo a La Piel de Una Promesa tras varios meses de inactividad (la entrada de Un Sueño Cumplido, la de la felicitación de navidad, y la de mi despedida no fueron verdaderas entradas).

En este tiempo mis musas no me susurraron tanto como me hubiera gustado, es más, salvo unas reminiscencias de La Dulce Pena en forma de una entrada llamada Rincón Olvidado, en la que abrí mi alma al miedo del futuro, poco han hecho por mí.

Cierto es asimismo, que si han susurrado apenas las he podido oír por falta de tiempo, y por intentar priorizar otras cosas durante esos momentos. Pero ahora, todo ha pasado, todo vuelve a su cauce, y Piel Promesa volverá a tener entradas semanalmente. Hoy he querido volver con este “poema”, y dar las gracias.

Espero volver a veros a todos por aquí como antes, y, si queréis, también podréis recordar a vuestra Dulce Pena en su viejo Rincón…

eigual dijo...

Me alegra que hayas vuelto. Estoy aquí encantada de poder leerte.

Un abrazo, amigo escritor.

POLIE dijo...

tú tmb sos un ángel, me alegra tu regreso.
Angel dulce... Muaks!!!

Siberia dijo...

Me alegra tu vuelta y más si vienes con un poema tan precioso y especial

Un abrazo

Passion dijo...

Esaaaaaaaa!!!
Este es el Josemy que todos queremos =)
Y me alegro muchisimo que estes con nos de vuelta!

Besos angelicales :) ♥♥

Josemy dijo...

eigual, gracias amiga. Abrazos.

Polie, gracias a ti también. Yo sólo soy un vencido que lucha por no caer derrotado.

Siberia, gracias por tus palabras amiga.

Passion, a vos también gracias. :)


Muchas gracias a las cuatro por esperar mi regreso y por vuestras palabras. Abrazos.

El Filantropo dijo...

Angeles siempre hay en nuestros caminos.

Lascivia dijo...

Que hermoso que describes tantas verdades Jose y las conviertes en versos maravillosos.
Hace tiempo que no pasaba a verte, sabés el por qué, pero me doy cuenta de que son curativas tus palabras.
Amigo de mi corazón un abrazo eterno y un beso gigante.

Josemy dijo...

Filantropo, gran verdad. El problema está en cuando te acostumbras a uno, y éste desaparece por designios del destino.

Lasci, hermosa vos y vuestra poesía. No importó jamás el no pasar, y ahora tampoco lo hará.

Abrazos amiga, ♥♥


No tengas en cuenta mis lágrimas, pues hánse brindado para evitarles a tus ojos derramarlas ya que ahora ellos deben permanecer hermosamente abiertos por lo mucho que han de mirar y de ver.


M. Lasala