El Rincón de Los Vencidos

Nuestro Rincón, Nuestra Historia

Cómprala desde aquí

Éste es el título de mi primera novela. Como dijo Luis Landero: “Toda novela es la sombra de otra, perfecta y arquetípica, que el escritor ha vislumbrado en sus ensueños”.

Es una novela ambientada en una universidad, donde dos amantes sufren las desventuras del amor. La universidad es más que estudiar, y ellos aprenderán esa lección. Más información aquí.



Un Sueño Cumplido. Desde El Rincón a Ti.

Ese fue mi primer libro, que salió a la venta en diciembre de 2009. Si quieres adquirir un ejemplar, pincha aquí. Gracias

8 de agosto de 2009

Miradas Cómplices

Miró el reloj, eran las seis y veinte; la conferencia empezaba a las seis. Y, a pesar de que la universidad, de estar sólo a diez minutos de su casa, decidió salir en aquel momento. Estaba nervioso, tenía miedo, pero no era un miedo escénico, pues, la conferencia no la daba él. Pero, estaba seguro que la vería a ella; ella era la que organizaba aquella conferencia. Ella, su amor platónico, desde la primera vez que la vió, y habló con ella por casualidad, en los pasillos de aquella facultad. Aquella vez imaginó, que sería diez años, o quizás doce, mayor que él.

Cuando llegó no había demasiada gente, así pudo sentarse cerca de la tarima, sería un buen momento para dejar a un lado la vergüenza, y quizás, volver a hablarle tras tanto tiempo. Claro, eso siempre que se acordase de él; algo, quizás, difícil pues pasó demasiado tiempo. Inmerso en aquellos pensamientos, no pudo notar que la sala se había llenado de gente. Y, ella, habia pasado por su lado, sin que ninguno de los dos se percatara de la existencia del otro.

El balbuceo de la gente llegó a ser tan insoportable que le impidió seguir pensando, miró el reloj, y eran las seis y diez; "Ya debería haber empezado, se están retrasando", pensó. Y acto seguido, como si le hubieran leído el pensamiento, comenzó la conferencia. Y, allí estaba ella, en la tarima. Presentando la conferencia, anunciando al resto de conferencias, pero él, no pudo enterarse, no le importaba, él sólo quería verla a ella.

Si cabía, ella estaba más bella de lo que recordaba, aquel pantalón vaquero negro, y aquella camiseta, con ese escote, grande, pero no tanto como para verle los pechos. Provocativo, y a la vez casto... Ese escote que le dibujaba aquellos maravillosos senos, ni grandes, ni pequeños... Aquellos pechos que le habían quitado tantas noches de sueño... Encima de aquellos pechos, sus ojos, cual luceros, esos ojos con los que soñaba cruzar una mirada, y devolverle la sonrisa a su boca, mientras sus ojos, sus ojos castaños, unos preciosos ojos.

Pero, aquellos ojos no cruzaron miradas, él creyó que ella lo esquivaba, pero, era difícil saber eso, pues había demasiada gente como para fijarse en alguien, estaba demasiado nerviosa para pensar en cualquier cosa. Al final, tras el intenso trabajo de ella, todo salió, bien... pero, ¿Realmente salió todo bien? ¿O sólo fue la onferencia? Pues... aquel chico al acabar la conferencia se fue de allí, triste, muy triste, porque, habían estado a escasos metros, él la había mirado a los ojos, había intentado sonreirle, pero ella, no se había inmutado...

Aquel chico perdió la ilusión del amor, y todo, por una mirada cómplice, que nunca se dió...

5 Prometieron:

Josemy dijo...

Rescato este viejo post de El Rincón (http://rinconvencidos.blogspot.com/2008/04/miradas-cmplices.html) ya que no sé cuando podré volver a publicar (basicamente antes del 17 o el 18 dudo que pueda) pero, no lo sé, quería ofreceros otra entrada, pero, lo siento, esta de igual forma, me trae muy buenos recuerdos y fue muy comentada allí.

Sigo trabajando en el libro, a ver si para mediados de septiembre podría ofreceroslo... ;)
Gracias por la espera, gracias por ser pacientes... gracias por pasar

Paula y Manuel dijo...

Buenas... muy buen blog! Felicitaciones!!!

Te invito a que visites nuestro blog y que luego consideres darnos tu voto en la sección SOLIDARIOS.
Damos de comer a los jóvenes que viven en la calle y el premio redundaría en beneficio de ellos.
Gracias por tu valioso tiempo!!!

Paula y Manuel
www.elmacarronsolidario.blogspot.com

Josemy dijo...

Paula y Manuel, votados! Espero que tengáis mucha suerte y que puedan comer muchos jóvenes con el premio.

La Luna, La Estrella... y el Mar dijo...

Oh! pero que historia más curiosa ^^ Me gusta, tiene como más partes por lo que leo no?
Las miradas lo son TODO al menos para mi, a través de las miradas se conocen a las personas y se dicen MUCHAS cosas sin mediar palabra.
En una noche tan rara como esta me veo leyendo tus fantasticos blogs que me estan dando mucha compañía ^^
Besitos dsd mi silla dl pc a las 4:09 d la madrugada :P

Josemy dijo...

Luna, Estrella, Mar, así a bote de pronto, más partes como Miradas Cómplices II, no. Como otras relacionadas sin llevar el mismo título, sí. Búscalas por El Rincón, ;)

Una mirada puede subirte al cielo o llevarte al infierno en un segundo (o algo así he leído alguna vez por algún lugar).

Muchas gracias por leerme tanto y por tus palabras!!!
Besos, sigo respondiéndote.

PD: Este relato estará en el libro aunque algo cambiado, no mucho, pero por ejemplo: que al principio sean las 6:20, que la confe empezara a las 6, y luego en la conferencia las 6:10. Y un poco el final para dejaros pensando un poco (tampoco mucho, jejeje, que será el primer relato y le siguen 20)


No tengas en cuenta mis lágrimas, pues hánse brindado para evitarles a tus ojos derramarlas ya que ahora ellos deben permanecer hermosamente abiertos por lo mucho que han de mirar y de ver.


M. Lasala